3/11/11

la leyenda del pato sin cabeza




1 comentario:

Tesa dijo...

Cuando supo que no era un cisne, y que acabaría en el escaparate de los patos laqueados, metió la cabeza debajo del ala y se negó a seguir bogando por el lago.

¡Cuantas fots, Elisa!, voy a verlas todas con calma.

Un beso,