19/6/12

cerrado por melancolía




3 comentarios:

Tesa Medina dijo...

Elisa, cuando me invada la melancolía en este tiempo que dejo de lado los blogs, me escaparé a disfrutar de tus fotos, tu humor y tu genialidad para los títulos. Puede que te robe éste para un cuento.

Un beso.

elisa gulminelli dijo...

no, no! no lo copies! yo lo copié de un cuento de isidoro blainstein!

XuanRata dijo...

No siempre hacen falta las hojas para fotografiar el otoño. Hay maneras más eficaces.