10/8/12

pasó... y se fue...



4 comentarios:

Ripley dijo...

no entiendo ese gusto de muchos por fotografiar lo feo y decrépito.. a mi estas fotos no me dicen nada, salvo el abandono por parte de las autoridades competentes por mantener limpia una ciudad.

Con tanto bello que tiene buenos aires y no nos lo enseñas. vas a tener que ir a confesarte.

abrazos

elisa gulminelli dijo...

sobre gustos no hay nada escrito! a mi lo que no me gusta fotografiar son personas "destruídas" (borrachos, gente durmiendo en la calle). me parece que la gente que les saca fotos los está "usando". tampoco me gusta sacr fotos en las reunioes familiares. en las ruinas, en cambio, puedo apreciar, en algunos casos, alguna belleza: la composición, la luz, el recuerdo de una belleza perdida... pero gustos son gustos, y, como dice por aqui una propaganda: cada persona es un mundo.
besos!

Betina Z dijo...

Coincido, Elisa. Tampoco me gusta fotografiar la "miseria humana"; en cambio, ciertos lugares u objetos en ruinas me resultan atractivos, por lo que decís:la composición, cierta luz, la huella de lo que fue... y también porque, a veces, en medio del abandono aparecen algunos elementos vivos y bellos, como esa plantita que crece en la pared de tu foto, o el caballo que alguien se ocupó de pintar en ese muro abandonado...

Un beso

Rolex dijo...

Y yo que pensé que era una obra de algún artista conceptual de máximo nivel... La idea me vino por la coronación de los escombros con un taburete invertido, una forma de cerrar su obra con una singular corona.