15/10/14

viejo mundo


3 comentarios:

H. FRAGUA dijo...

Buena ironía... :)

Tesa Medina dijo...

Esos adoquines son mortales para caminar, aunque muy fotogénicos.

Bienvenida a esta vieja y envejecida Europa, Elisa, y a nuestro otoño lluvioso, y más si estás por Galicia.

Un beso,

elisa gulminelli dijo...

y cómo llovió!