18/4/15

pura maldad (la mia)


5 comentarios:

mónica pía dijo...

a tus ojos!! quizás no a los de ella...

besos,

Ripley dijo...

Estoy de acuerdo con tu visión, nadie puede estar ni satisfecho ni contento ni alegre ni feliz. Es una bomba andante. La obesidad multiplica por mucho los factores desencadenantes de otras enfermedades. Esa persona no puedo y además no debe sentirse a gusto con sus kilos y no hablo de belleza sino de salud.

elisa gulminelli dijo...

Lejos está de mi intención hablar en contra de los obesos, ya que puestos a etiquetar yo soy una... Y siento contrariarte, se puede ser obeso y feliz, obeso y bueno o malo, alegre o triste... Cualquier combinación es posible. Todos tenemos cosas buenas y malas con las que aprendemos a vivir. Yo, además de obesa soy muchas otras cosas y, en promedio, una persona feliz. Un abrazo, ripley

Tesa Medina dijo...

Como para no caer en la tentación de encuadrarla, Elisa, es una performance.

Entiendo que el look es infernal pero olé por lucirlo sin complejos, envidio a estas personas tan seguras.

Tengo algo de sobrepeso ahora y siempre fui delgada y te aseguro que ando acomplejada todo el día vestida de negro tratando de camuflar el "michelín".

No creo que el peso tenga que ver con la felicidad de las personas ni con su calidad.

Conozco delgados insoportables e infelices.

Y entre tú y yo, Elisa, prefiero un entradito en carnes que un palillo que cada vez que lo mires te entren ganas de hacerle un cocido.

Un beso,

Ripley dijo...

Estoy con Tesa. El peso ni te hace ni te impide ser feliz. Pues naturalmente que no, yo hablaba de salud. Mi ex tiene mucho mas que sobrepeso, le ha dado un trombo y tiene bastantes problemas, yo sin embargo que me he pasado toda la vida pesando 56 kilitos de nada midiendo 182 cms. siempre tuve complejo y curiosamente hace un par de años cambió el metabolismo y empecé a engordar, subí 30 en poco tiempo hasta que me planté, de manera que ahora es cuando tengo el peso que corresponde a mi estatura y estoy feliz porque me veo mucho mejor. Eso no es obesidad lógicamente, lo anormal eran los 56 de toda la vida.